martes, 19 de septiembre de 2017

Huracán Catalina

Columna de opinión publicada también en Estrella Digital.
Esperamos el advenimiento del 1 de octubre como si de una plaga bíblica se tratara, reacción similar a la llegada de un pariente cercano al huracán Irma, que ha asolado en las últimas semanas Puerto Rico, República Dominicana, Haití, Cuba, otras islas cercanas menos conocidas y Florida.
En Estados Unidos un responsable federal de emergencias anunció para tranquilizar que el ciclón iba a arrasar varios Estados, el gobernador de Florida recomendó rezar como mejor reacción al asunto y circulan otras majaderías por internet que no ocultan que los resultados han sido menos apocalípticos de lo anunciado y aún así desastrosos, más de 80 muertos, destrozos materiales multimillonarios y al menos seis millones de estadounidenses evacuados y otros tantos sin suministro eléctrico.
La ocasión permite aprender del tema, como que huracán, tifón y ciclón son la misma cosa dependiendo del lugar donde sopla. O la terrible relación entre PIB per cápita y balance de víctimas, viendo catástrofes naturales en el sudeste asiático, los daños son mucho mayores en construcciones débiles por la capacidad económica de sus inquilinos y también por la falta de solidez de los edificios en las zonas turísticas.
Y descubrimos algo realmente sorprendente, que el censo de viviendas del Caribe y Florida no parte de cero cada mes de octubre. Es decir, que no todo sale volando, que es posible preparar tu casa contra huracanes.
Aparte de los siempre aconsejables cimientos y ladrillos, la clave está en la instalación de contraventanas o shutters anti huracanes, que se parecen sospechosamente a las ventanas habituales enrollables en esta península al suroeste de Europa, seguro que más reforzadas y algunas de ellas con la apariencia del cierre metálico de algunos comercios.
Otra alternativa son cristales con un grosor y resistencia suficiente contra huracanes de tamaño medio.
Vehículo tuneado a la entrada de una miniexposición nostálgica instalada
en el Congreso de homenaje a 40 años de las elecciones generales
de junio de 1977 (PND).
En cuanto a España, el edificio institucional español no ha sido reforzado contra huracanes políticos en los últimos cuarenta años, que se puede explicar por el esfuerzo realizado en su primera construcción improvisada con éxito y la satisfacción de sus arquitectos, aún mayoritariamente en activo o en la reserva, hoy con más genio que fuerza o propuestas y ninguna gana de reinventarse.
Cualquier vistazo a las escrituras de 1978 y su contraste con la realidad muestra que se ha ido creciendo mucho, pero sin permiso de obras y sin proyecto visado por el colegio de arquitectos.
El edificio aguantó mal que bien hasta comienzos de esta década con la crisis financiera-económica-institucional-social, se consiguió salvar los muebles despidiendo al presidente de la comunidad y al administrador, pero no se cambió un ladrillo.
Cinco años después llega el huracán independentista y tampoco es momento para reformas.
La experiencia enseña que a una catástrofe acompaña siempre el toque de queda, porque aparecen voluntarios para aprovecharse del desastre, e incluso algunos se muestran dispuestos a reinar entre los escombros.
En las actuales circunstancias sorprendentemente nadie propone como solución una nueva sustitución de presidente y administrador, que ha metido además la mano en la caja de la Comunidad, por lo que solo queda rezar con el gobernador de Florida, compartir el miedo con los responsables de emergencias y, llegado el caso, bajarnos de los tacones de aguja como Melania Trump para pasearnos entre las ruinas.
Septiembre es un mes propicio a los huracanes, atmosféricos en el Caribe y políticos en Cataluña. Pero eso ya lo sabíamos en agosto. Antes de la reforma inevitable habrá que hacer balance de daños.
Cuando se cambia de coche uno tiene siempre la sensación de que ya no se fabrican vehículos como los de antes, una impresión que la realidad desmiente.
El Mercedes-Benz 450 SEL blindado que utilizó el rey Juan Carlos y la familia real durante los primeros años de la democracia -225 caballos, velocidad punta de 210 kilómetros por hora- acaba de ser subastado por 39.500 euros.
En el Salón Internacional del Automóvil de Fráncfort se presentan estos días vehículos eléctricos que duplican sus prestaciones.

martes, 12 de septiembre de 2017

Seguridad interior, con vistas al mar

Columna de opinión publicada también en Estrella Digital.
Los 28 países de la Unión Europea (incluido Reino Unido, en el club hasta que se demuestre lo contrario) destinan más dinero público a la seguridad interior que a la exterior, invierten más fondos en financiar policías, sistema judicial, prisiones y bomberos que en fuerzas armadas.
Según datos conocidos este agosto del organismo estadístico de la UE, Eurostat, en orden público y seguridad interior los presupuestos de los países miembros suman 256 mil millones de euros (en 2015), cifra que representa el 1,8% del Producto Interior Bruto de la UE.
Siguiendo la misma fuente, el  gasto conjunto de la UE en defensa militar ronda los 200 mil millones de euros, que supone el 1,4% de la economía europea anual.
Para los objetivos de esta columna se puede equiparar el gasto español en ambos conceptos con el continental, aunque estemos porcentualmente algo por encima en el primero y algo por debajo en el segundo.
A partir de aquí las conclusiones, la primera de ellas que en ausencia de una amenaza existencial para el europeo (no así para el coreano y sus vecinos), los responsables políticos de Europa deciden invertir más recursos en mantener la tranquilidad interior que la exterior.
Se puede interpretar además que el gasto público en seguridad interior tiene menos rechazo ciudadano que en seguridad exterior, por si el gobernante tuviera en cuenta la opinión ciudadana en estas decisiones.
Sucede sin embargo que la amenaza criminal no conoce fronteras, tampoco las tecnologías que se inventan para luchar contra ella, por lo que ya es un tópico referirse a los difusos límites entre la seguridad doméstica y exterior.
Lo más razonable por tanto es hablar de la seguridad como un todo, de la que colgarían los medios para garantizarla, y en esta línea contamos desde septiembre de 2015 con una Ley de Seguridad Nacional y un Consejo de Seguridad Nacional con una visión global del asunto. Cosa distinta es que sólo se hable de esa ley como posible instrumento contra el desafío independentista en Cataluña.
Al margen de la naturaleza de riesgos y amenazas, a difuminar límites entre seguridad interior y exterior contribuye que se utilizan con frecuencia argumentos domésticos para justificar las intervenciones militares en el exterior y razones externas en la lucha contra la delincuencia en territorio nacional, con mucho o poco fundamento, normalmente escaso.
Tendencia que convive sobre el terreno con fuerzas policiales cada vez más a menudo realizando tareas de seguridad dura (la Guardia Civil lleva años en Mauritania por tierra, mar y aire) y fuerzas militares desplegadas en tierras lejanas realizando tareas policiales.
A esto se podría añadir, sólo para confundir, otra información conocida este verano, la intención del presidente norteamericano de volver a permitir la compra de material militar por parte de las policías de ese país, tras una decisión de Obama en sentido contrario, lo que promoverá la imagen de armas largas y vehículos militares por EEUU, más la Guardia Nacional que se activa cuando los ciclones lo hacen necesario. En este caso la explicación bien puede ser una salida razonable al material militar excedentario tras el repliegue de Afganistán.
Ante las crecientes dificultades de algunos Gobiernos para convencer al ciudadano de la necesidad de un incremento del gasto en Defensa bien podría utilizarse aunque fuera por motivos argumentales este asunto de que la seguridad es un todo; y enlazarlo además con Europa, que así parece que se traga mejor la medicina.
Con todo lo anterior, más allá del dato, acabo con la reflexión que me sugiere el pasado criminal del imam de Ripoll (tráfico de drogas), la delincuencia asturiana que facilitó los explosivos a los autores del 11-M (esclarecedor libro de Manuel Jabois) y que hace unas noches la Guardia Civil detuvo a tres personas en un piso a cien metros de casa con 300 kilos de coca que guardaban en la despensa.
Resulta curioso que distingamos entre delincuencia común, aparentemente menos peligrosa, más habitual o menos llamativa, y el terrorismo fanatizado (redundancia), cuando los actores no se han enterado de la diferencia y saltan de una a otra o las combinan.
La ingente cantidad de dinero y empleados públicos que se destinan a garantizar ciertos niveles de seguridad puede reflejar la existencia de una violencia estructural, mutante en sus manifestaciones, que requiere 450.000 millones de euros públicos en la UE cada año, unos 35.000 millones en España, para mantener en el ciudadano una apariencia de estabilidad que nos lleve sin preocuparnos en exceso al trabajo y al supermercado y a la fiesta de la bicicleta el próximo domingo, para la que no estoy seguro de si habrá dado tiempo tiempo de inventar los bolardos móviles.

Sugerencias


martes, 5 de septiembre de 2017

La bestia de Vejezate

Columna de opinión publicada también en Estrella Digital.
Miedo en La Mancha.
Primera imagen del animal, que parece generar
algún tipo de actividad eléctrica (PND).
Este columnista ha tenido acceso a las primeras imágenes de la ya popularmente conocida como bestia de Vejezate, un animal desconocido hasta ahora al que se hace responsable de destrozos en cultivos y ganado en una zona situada en la confluencia de las provincias de Cuenca, Ciudad Real y Toledo.
Vecinos de los pueblos afectados -de Mota del Cuervo, Socuellamos y una pareja de Tomelloso- han organizado batidas en los últimos meses para localizar la alimaña, sin éxito.
La primera imagen de la bestia fue tomada el viernes santo, 14 de abril, en las cercanías de la laguna de Manjavacas, en una estrecha carretera que une Pedro Muñoz con Las Mesas.
La fotografía apareció en un dispositivo automático instalado por la consejería de Agricultura y Medio Ambiente de Castilla-La Mancha en el marco del programa europeo para la recuperación del lince ibérico -Proyecto 'Life+Iberlince'-, que hasta el momento no ha conseguido ninguna imagen de ningún lince.
La imagen sigue el tópico de otros grandes misterios animales, como el monstruo del lago Ness en Escocia o los grandes simios de selvas o zonas nevadas, de los que no existe una imagen clara sino fotografías borrosas que siembran la duda y alimentan el mito.
En este caso se trata de un contraluz, la bestia aparece con un halo luminoso que no permite apreciar su figura y plantea la duda de si el animal tiene la capacidad de producir descargas eléctricas para adormecer a sus víctimas, como las rayas.
Imagen borrosa y desencuadrada de la bestia (PND).
Biólogos consultados para esta columna, que muestran cierto desprecio hacia los patos ("pones un cubo de agua y aparecen media docena", afirman) y llevan décadas por la zona investigando microorganismos únicos en el mundo que viven en las lagunas salinas de esta parte de La Mancha húmeda, aventuran que se trata de un cánido de alrededor de 10 kilogramos de peso, de pelo blanquecino, patas extremadamente cortas y una inteligencia sobresaliente, que deducen porque a diferencia del lince no hay constancia de que ningún ejemplar haya sido atropellado.
Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil -SEPRONA- han conseguido elaborar un mapa geolocalizando los ataques denunciados del perrete, que en su mayor parte han sido instalaciones de riego mordisquedas y los restos de una avutarda salvajemene despedazada, y sitúan la guarida de la bestia en las cercanía de la llamada Torre de Gazate, o Vejezate, a orillas del río Záncara.
El paraje, hoy con una quintería de grandes dimensiones, parte derruida, parte en uso, tuvo en la Edad Media una torre, bajo poder político islámico y luego cristiano, ubicada en una vía de comunicación importante. Por estos parajes pasaba en la Edad Media el camino entre Toledo y Murcia, salida al mar por Cartagena.
En un documento datado en 1237 que delimitaba las órdenes militares de Santiago y San Juan aparece el topónimo como "La Mancha de Haver Garat", la primera referencia escrita a la comarca de La Mancha.
La Guardia Civil ha decidido enviar las fotografías y cuanta información dispone de la bestia al Instituto Nacional de Ciberseguridad de España -INCIBE- por si su actividad eléctrica pudiera interferir las comunicaciones de la zona.
Simulación por ordenador del animal (PND).
Por su parte, algunos ciclistas aseguran haber oído en sus recorridos por las carreteras comarcales unos chillidos y chasquidos extraños que pudiera corresponder a un primitivo sistema de comunicación entre alimañas.
En respuesta a la inquietud creada en todos los pueblos de la comarca el pasado 16 de julio se celebró una reunión en el centro de mayores de Mota del Cuervo a la que asistieron representantes de la Asociación de Jóvenes Agricultores ASAJA, la Federación de Mujeres y Familias del Ámbito Rural AMFAR y una persona que dijo representar al Partido Castellano-Unidad Castellana, y entre los tres han ofrecido una recompensa de 45 euros a quien facilite información para localizar a la bestia de Vejezate.
Algunas dentaduras postizas de indiscutible autoridad en la zona sostienen que si los monstruos son un reflejo de los miedos de la sociedad, el perrete en cuestión es un buen síntoma de la salud económica y social de la comunidad autónoma, en comparación con los muertos vivientes que atemorizan el imaginario en sociedades más urbanas.

Paraje conocido como Vejezate, en el término municipal de Socuéllamos (Ciudad Real), 
donde se sospecha que se oculta la bestia (PND).

lunes, 28 de agosto de 2017

Intuiciones tras atentados CAT 17A

Columna de opinión publicada también en Estrella Digital.
Atentados yihadistas en Cataluña, los primeros con éxito en España desde 2004, lo que puede indicar que se ha hecho un buen trabajo antiterrorista entre las dos fechas, especialmente en cuanto al incremento de medios policiales y de inteligencia; la eficacia de las detenciones preventivas está por demostrar. Por supuesto que algo falló en estas dos fechas en concreto y algo habrá que mejorar.
Tras los atentados, consternación general que arranca automáticamente el proceso colectivo de duelo, compuesto de condenas protocolarias y sinceras, la vuelta al trabajo de los grandes contratos de la comunicación, manifestaciones, flores y velas en la acera, repaso a la repercusión internacional del caso, ejemplos individuales y numerosos de solidaridad, taxistas que no cobran (quizá los mismos que apedrean a la competencia, probablemente otros), salidas de tono que revelan la inanidad intelectual del racismo, fotos sonrientes de personas muertas, peticiones a la comunidad musulmana para que condene lo que ya condena, algún mensaje especialmente acertado en redes, perfiles de Facebook en negro, reivindicaciones de dudosa credibilidad (la de BCN es escueta y de manual, la de Cambrils incluye sucesos que no ocurrieron).
Algún medio prestigioso titula en caliente que el Estado Islámico ataca Barcelona, titular en la edición digital que no dura media hora, no es creíble, los autores de los crímenes de Barcelona y Cambrils no representan a organización o ideología alguna ni probablemente a sí mismos. 
Las declaraciones campanudas consiguen arropar al criminal con una ideología, una organización, un poder de desestabilizar el Estado que no tiene.
Ante la falta de información contrastada, se publican elucubraciones con aire de realidad, que el atentado se organizó en tales fechas en Marruecos, que la orden vino con un mensajero de Siria, que Dáesh ha elegido Cataluña como base en Europa, nada con sustancia más allá de un titular llamativo.
Escuchamos declaraciones altisonantes sobre los valores de nuestra civilización (la civilización no es nuestra ni suya, no tiene dueño).
Resulta difícil pensar que el atropello mortal de 13 personas (más otro asesinado para robarle el coche, más otro acuchillado en Cambrils) amenace el sistema democrático español, poca consideración a lo construido si se cree que se puede derrumbar por esto.
Y toca analizar atentados, autores y reacción.
En materia de comunicación pública hay diferentes modelos. Alemania calla hasta que no tiene datos ciertos, una opción. Aquí la Generalitat descartaba otros atentados antes de Cambrils. El ministro del Interior Zoido ha considerado desarticulada la célula terrorista, con varios integrantes parece que huidos, no así las autoridades policiales autonómicas.
Se destaca porque es relevante la extrema juventud de los terroristas, algunos nacidos en Marruecos pero integrados en el sistema educativo y la sociedad catalana. La prevención de la radicalización violenta sigue siendo una necesidad a la búsqueda de contenido. 
Son muchos los implicados, que además se movieron por toda Cataluña, dese el delta al Pirineo (300 kilómetros entre Ripoll y Alcanar), que salieron de BCN pese a la jaula que se ha acordado aplicar en sucesos de este tipo. Hasta este mes de agosto se creía que ya no eran posibles atentados con una docena de implicados tramando durante meses su actuación criminal.
Sobre cooperación policial, este asunto sobrepasa claramente a la policía autonómica catalana (excelente comunicación en tres idiomas), aunque la lógica dice que Guarda Civil, CNI y Policía Nacional operan también en Cataluña. Los aciertos y errores son compartidos.
La explosión previa de una casa con un centenar de bombonas de butano no encendió todas las alarmas.
Desde un punto de vista más que institucional vuelve a sorprender que el sistema de seguridad nacional no haya sido activado, porque no se quiere activar.
Se ha convocado el pacto antiterrorista, perfectamente inútil desde el punto de vista operativo, para escenificar una unidad política que nadie cuestiona, ni siquiera los ausentes o los oyentes.
Desde 2012 contamos con un consejo de seguridad nacional, "órgano al que corresponde asistir al presidente del Gobierno en la dirección de la política de Seguridad Nacional", que tiene entre sus funciones "dirigir y coordinar las actuaciones de gestión de situaciones de crisis".
El principal órgano del país en la materia reúne a casi todo el Gobierno en torno a una mesa, más al rey y al director del CNI, con un carácter principalmente protocolario, se hace una foto semestral.
Sin embargo cuenta con un comité especializado de situación, éste sí operativo, en Moncloa, del que nada se sabe en los últimos días.
La valoración de lo ocurrido en Cataluña debe ser necesariamente una consecuencia del análisis de la información.
La repercusión sobre el proceso independentista, si ha existido o no descoordinación policial y de inteligencia, si estos atentados suponen un giro estratégico, pues es pronto para saberlo.
Un atentado mortal interrumpe la vida cotidiana, vacía de gente el centro comercial de una gran ciudad, nos cuelga a todos del signo de interrogación. El paréntesis es necesariamente breve, 27 horas en este caso.
Ahora toca interpretar lo que pasó.
Los semáforos vuelven a regular el tráfico.

Sugerencias


miércoles, 16 de agosto de 2017

Gracias, adelfas

Columna de opinión publicada también en Estrella Digital.
El turismo es la gran conquista de las clases medias, del siglo XX, de las comunicaciones, de la globalización, de la chancleta y también de la cultura, porque no está descartado que el traslado geográfico de millones de cerebros tenga alguna repercusión positiva sobre su forma de pensar, puede ocurrir.
Y España es una gran potencia turística. Se nos alarma sobre la excesiva dependencia del país de un sector económico, forma en negativo de presentar una fortaleza: en el mismo sentido California es excesivamente dependiente de la alta tecnología, Londres del sistema financiero y Alemania de la industria y las exportaciones.
Hace unos años algún responsable político del ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial (Madrid) exigía al Estado una compensación por albergar en su término el palacio-monasterio de Felipe II y no era necesaria explicación alguna sobre tamaño disparate.
Algunas cifras: 75 millones de visitantes extranjeros ha recibido España en 2016; la participación del turismo sobre la economía se estima en el 11%; dos millones y medio de empleos directos; la repercusión en la cultura de nativos y extranjeros se desconoce, y no porque no pasemos todo el día midiendo intangibles; no interesa.
Y por supuesto todo esto tiene algunos inconvenientes: la sensación de que muchos precios tienden a ser más altos porque se fijan para ser pagados en circunstancias pocas y excepcionales; la pretensión de miles de negocios turísticos de ser rentables con cuatro meses de actividad al año; la precariedad laboral incluso por encima de la general del sistema.
Salvo excepciones, el turismo parece que va un paso por detrás de otros sectores económicos, en los que la obsesión por el número de productos (en este caso, llegada de viajeros), la obsesión por la producción se trasladó hacia el consumidor, de fabricar coches a la mano por la ventanilla del "¿Te gusta conducir?", hoy para algunos delinquir.
Otro aspecto criticable es que desconocemos la política turística de este Gobierno y de ninguno, no es un asunto de debate, de programa electoral, de propuesta política. Hay países que tienen un ministerio del Petróleo. ¿Cuánto pesa el turismo en los presupuestos generales del Estado?
Habría que tener en cuenta además que algunas de las nuevas formas de economía, incluso de la colaborativa, o su deformación, afectan al turismo, al alojamiento, al transporte de personas, a la entrega a domicilio, lo que requiere adaptación de los profesionales de la cosa y regulación por parte de las administraciones.
Torremolinos (Málaga), agosto 2017 (PND).
En todo este marco abre los telediarios -alternando con Venezuela- las ocurrencias turísticas de la sección juvenil de un partido nacionalista y antisistema (tremenda contradicción), y como las nuevas generaciones no suelen marcar la actualidad política ni en el mes de agosto sólo cabe pensar que son un nuevo pretexto para descalificar a mengano o meter miedo hacia zutano; de jugar con fuego, no por parte de quien siente la obligación de llamar la atención, sino de quien decide que el asunto merece el primer puesto de la actualidad jerarquizada.
Un representante del PP catalán ha comparado los ataques al turismo en Cataluña con la kale borroka, que el gremio hostelero catalán cifra en media docena sin especificar en seis meses.
Las críticas a los ayuntamientos de Podemos de estar hundiendo el turismo son anteriores al pinchazo en vídeo de una bicicleta municipal.
En todo este panorama hay quien dedica su existencia a agradar la vida de turistas extranjeros y nacionales sin esperar compensación alguna, que viven con lo justo, trabajan igual en agosto que en febrero.
Son las adelfas, que pueblan jardines, descampados pero sobre todo las medianas de autovías, autopistas y un tercer tipo de red que son las autopistas rescatadas por el Estado a sus propietarios privados para que no se arruinen por su deficiente gestión.
Gracias, adelfas de España, por alegrarnos nuestros desplazamientos y hacer del país un lugar agradable para visitar.

Sugerencias




martes, 1 de agosto de 2017

Nepote Trump, infalible

Columna de opinión publicada también en Estrella Digital.
Ilustración de Angus Greig en The New York Times, 21-7-2017.
Flavio Julio Nepote Augusto (Dalmacia, 430-Salona, 480, hoy Croacia) fue emperador del Imperio romano de Occidente en la época en que su caída era ya inminente.
Juro haber leído que la Wikipedia tiene menos errores que la Enciclopedia Británica y yo me fío, aunque carezca del glamur de la imprenta y del polvo acumulado por falta de uso.
Reconozcamos a Nepote, que significa sobrino en latín, porque su tío era el emperador de Oriente, quien entonces mandaba y le puso en el puesto, el haber inspirado al menos el término nepotismo, la práctica de colocar a la familia en puestos públicos.
Sirva el inicio para indicar que el nepotismo es una de las características más principales de Donald Trump en su primer semestre como presidente de Estados Unidos.
En comparación, la práctica de los eurodiputados franceses de contratar a la familia como asesores; el papel florero de los consortes por estas tierras; la Real Federación Española de Fútbol, son aficionados todos.
Un segundo efecto de la presidencia de Trump es que ha fulminado la confianza de algunos en sus vísperas de que el sistema institucional norteamericano iba a limar los aspectos más extremos del personaje. El presidente de EEUU es el cargo político más poderoso del planeta sea quien sea quien ocupe la silla.
La penúltima decisión de Trump parece haber sido pedir informes jurídicos sobre su capacidad de indultar a todo bicho viviente, incluido él mismo, lo que tiene una lógica aplastante, como lo prueba que en España el jefe del Estado es inviolable ("La persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad", artículo 56.3 CE) y el Papa infalible, aunque aquí habría que aclarar que este dogma data de 1870, un año antes el Papa era falible; lo que muestra en positivo que estas cosas se pueden decretar de la noche a la mañana.
Otra conclusión también casi automática es que viendo la densidad y cantidad de relaciones de Trump y su equipo con Rusia, cabe interpretar que 40 años de guerra fría no han calado tanto como creíamos en el subconsciente norteamericano, aunque continúe el teatrillo, donde participamos en algún escenario como secundarios.
Tenemos hasta aquí nepotismo, infalibilidad de Trump y ficción rusa.
Para continuar haciendo balance acudamos al propio Gobierno de EEUU, "Seis meses de América Primero", que destaca del semestre haber implantado los niveles éticos más altos para asegurar que su Administración trabaja para la gente de EEUU (se cita que ha donado su nómina, no cobra); la creación de empleo; mucha energía, con la retirada de EEUU del Acuerdo del Clima de París (calculan que les iba a costar tres billones de dólares y 6,5 millones de empleos en la industria), la construcción de gasoductos y oleoductos y el apoyo al carbón; con alguna imprescindible referencia a los veteranos de guerra.
En política exterior, la Casa Blanca destaca "su histórico discurso en Polonia" (?), la creación de un centro contra el extremismo ideológico en Arabia Saudí, carga las tintas contra Irán, da portazo a Cuba y presume de la reconquista de Mósul.
Cartel de un musical de 
Broadway sobre Trump.
Ni una referencia a la OTAN ni a la UE, que se equivocaría si creyera que la Defensa o el repliegue anglosajón le va a solucionar los problemas o abrir salida distinta a reconocer el distanciamiento ciudadano por falta de un pilar social.
Y mucha inmigración, destaca el balance de la Casa Blanca, con la contratación de 10.000 empleados públicos para patrullar fronteras y reforzar aduanas.
Si hubiera que escoger una única medida aprobada por el presidente Trump me quedaría con la creación de la oficina dedicada a las victimas de delitos cometidos por inmigrantes ilegales (Victims of Immigration Crime Engagement Office); "les oímos, les vemos, y ustedes nunca jamás serán ignorados de nuevo", dijo Trump en su inauguración. Por supuesto la oficina no requiere un dólar adicional al presupuesto del Ministerio del Interior; han puesto un teléfono y un formulario electrónico para denunciar supuestos delitos.
Difícilmente superable esta medida, y una prueba de que la comunicación política es una ciencia viva que puede romper su propio techo de cristal traslúcido en cualquier momento.
Dos referencias más a comunicación. Una que se utiliza la presidencia, las ruedas de prensa oficiales -sólo una del propio Trump desde enero- y la propia web de la Casa Blanca como si fuera el departamento de prensa de un partido de extrema derecha extraparlamentaria: "Durante siete años, Obamacare (servicio de atención sanitaria con 20 millones de usuarios, N. del T.) ha causado estragos en la vida de los estadounidenses inocentes y trabajadores. La pregunta para cada senador, republicano o demócrata, es si se unirán a los arquitectos de Obamacare o a sus víctimas olvidadas. El pueblo estadounidense ha esperado lo suficiente, y ahora es el momento de la acción. Debemos derogar y reemplazar el Obamacare" (nota de la Casa Blanca, 25-7-2017).
Coincidiendo con el aniversario del semestre se ha producido la dimisión del portavoz del Gobierno Trump, indicio evidente de crisis política profunda. Cuando un cargo político cambia tan pronto a su responsable de comunicación la causa es más preocupante que la persona cesada. El sustituto apoyó a otro candidato republicano, alabó a Hillary Clinton y ha borrado todo su historial en redes (y ha sido finalmente cesado a los diez días).
La vacuna contra el virus Trump no tiene aún avances significativos. El mayor enemigo que puede acabar con la presidencia de Trump es él mismo, como le ocurre al capitalismo salvaje, no tienen aún alternativa, sumando además que en el sistema político norteamericano la oposición está descabezada hasta que se acerca una cita electoral.
Nepote es considerado el último emperador romano de Occidente. Gobernó en un pequeño territorio que incluía la península itálica, algo de la actual Francia y los balcanes. Tuvo que pelear con unos milicianos belicosos de la época que hoy conocemos como Vándalos y Visigodos.
A Julio Nepote le asesinaron sus propias tropas; duró en el puesto cinco años.

Sugerencias


martes, 25 de julio de 2017

Cerdo medioibérico

Columna de opinión publicada también en Estrella Digital.
Después de batir a Venus Williams en la final de Wimbledon lo primero que hizo la tenista hispano-venezolana Garbiñe Muguruza fue pedir un plato de jamón ibérico. Habría que agradecerle la victoria y alabarle el gusto.
El significado profundo del menú de un deportista victorioso en un barrio del suroeste de Londres va más allá porque se habla últimamente mucho del producto en cuestión, algunos puristas se muestran preocupados.
Resulta que no todo el cerdo ibérico que se vende y consumimos procede de animales con ocho apellidos celtas, o greco-romanos, que decía uno como esencia de la identidad nacional.
"Existen referencias anteriores a los romanos que mencionan los perniles de esta raza y el medio en el que se produce: 'las dehesas de Iberia", va incluso más allá de Roma el Ministerio de Agricultura.
Los orígenes remotos sin pruebas se encuentran en cualquier historia municipal y han impulsado la imaginación hasta para inventar la fundación no islámica de Madrid, pero volvamos al tema.
En los lineales del supermercado o en la charcutería de confianza, si eso existe, encontramos una diversidad que incluye derivados de cerdo ibérico supuestamente feliz por su dieta de bellotas y su vida correteando en libertad por las dehesas de España; aunque abunda más el alimentado con pienso y los que no han visto una encina en su vida.
"Las sirenas de los corderos", instalación
del artista británico Banksy.
Aparte de alimentación y ejercicio, hay que añadir que existen cerdos genéticamente 100% ibéricos y como en la vida real cruces que rebajan el genoma nacional del cochino hasta un mínimo del 50%, límite para poder llevar el nombre.
La horquilla de precios de los jamones más o menos ibéricos oscila de 100 euros el kilo a la cuarta parte; más el catálogo amplio de jamones serranos sensiblemente más baratos más las paletillas de todos los anteriores; más las políticas de precios de la gran y menuda distribución, que se nos escapan.
Descubrimos además que entre el blanco y el gris existe la raza Duroc, de origen norteamericano, más grande que el cerdo autóctono, color rojizo, que se cruza con generosidad con el ibérico.
En este punto, estimado lector, estimado por haber llegado hasta aquí, dos advertencias.
Una que detrás de la presencia frecuente del cerdo ibérico en los medios de comunicación sólo puede haber una guerra comercial, y uno no toma partido si no tiene intereses directos, como es el caso.
Alguien debe sentir amenazado su nicho de mercado, a pesar de que la industria cárnica va viento en popa, primer subsector agroalimentario, en crecimiento constante, exportamos más de 4.000 millones de euros anuales, con proyectos industriales constantes que despiertan el recelo ecologista por los olores, la gestión de los purines y la concentración de cerdos.
Lo segundo es que la relajación genética y alimentaria del cerdo ibérico -cambio de normativa en 2001- es lo que nos ha permitido a la mayoría comerlo siquiera de forma esporádica.
Con esto sucede como con casi todo, parece haber existido una época dorada en la que el ciudadano medio consumía cincojotas a diario, cosa que no ha ocurrido ni en el pasado ni en el presente.
Esa época imaginada del jamón de pata negra en todas las cocinas de España debió coincidir con los tiempos en los que la Educación era un ejemplo de excelencia, en contraste con la degradación actual, de contenidos y disciplina. Aquí también hay guerras comerciales, más disimuladas; y pereza generacional.
Pues resulta que en medio siglo la sociedad española ha pasado de tener 150.000 a millón y medio de estudiantes universitarios y la calidad de la educación no resiste comparación entre la que recibimos y la de nuestros hijos, a su favor claramente.
Educación reglada y podríamos añadir progresos también en cultura gastronómica, comemos más y mejor, incluso algún medio informaba recientemente que el número de cocineros prestigiosos ya ha superado al de cocineros normales.
En un mundo híbrido y en progreso en términos históricos seguimos siendo bombardeados con la invención de la pureza de la raza en un pasado glorioso e inventado.
Todo con tal de no disfrutar del presente mestizo.

Sugerencias



martes, 18 de julio de 2017

Deconstruyendo a Miguel Ángel Blanco

Columna de opinión publicada también en Estrella Digital.
Rajoy, entonces líder de la oposición, en una manifestación de
2007 contra la política antiterrorista del Gobierno.
El 12 de julio de 1997 la organización terrorista ETA asesinó a un concejal del PP en el Ayuntamiento de Ermua (17.000 habitantes, Vizcaya), Miguel Ángel Blanco.
Su muerte acumuló una serie de circunstancias con un fuerte componente simbólico: la ejecución contrareloj en 48 horas, la juventud del asesinado, la respuesta social (se dice exagerando que se le perdió el miedo a la banda, se empezó a).
Dos imágenes de aquella época: las manos blancas como grito de rechazo al terrorismo -gesto que surgió un año antes con el asesinato del ex presidente del Tribunal Constitucional Francisco Tomás y Valiente; y la expresión "Vascos sí, ETA no", cuatro palabras que reflejan una inteligencia que no hemos sido capaces de aplicar en otros terrorismos; los responsables de los crímenes en el norte de España y en el sur de Sudán (o de Londres) son los criminales.
¿Que ha pasado en estas dos décadas? Pues de todo, lo fundamental es que han transcurrido 20 años, con todos su meses, semanas y días, tiempo suficiente para cambiar el escenario y a nosotros mismos; la organización terrorista responsable ha pasado a la historia; y las víctimas del terrorismo están hoy más reconocidas, mejor tratadas y más manoseadas políticamente que nunca.
También hemos vivido lo siguiente.
José María Aznar, presidente del Gobierno
Primera y última página de La Razón del 21-10-2011.
10 de septiembre de 1997 - Homenaje a Miguel Ángel Blanco en la plaza de toros de las Ventas. Parte del público abuchea a Raimon, por cantar en catalán, y a José Sacristán, por comunista. En la mañana de ese mismo día el presidente Aznar recibió a algunos artistas que iban a participar en el homenaje y bailaron con Ana Botella La Macarena en las escaleras del palacio de la Moncloa, sede de la Presidencia.
18 de septiembre de 1998 -  ETA declara una tregua que durará más de 400 días. En las negociaciones en Zurich entre el Gobierno Aznar y la banda terrorista participa Pedro Arriola, experto electoral del PP.
4 de noviembre de 1998 - José María Aznar: “Yo he querido que los ciudadanos supieran y tengan muy claro que el Gobierno y yo personalmente he autorizado contactos con el entorno del Movimiento Vasco de Liberación".
11 de marzo de 2004 - Atentado yihadista en Madrid, 191 muertos. Tres días más tarde, en la jornada de reflexión previa a las elecciones generales, Rajoy afirma: "Tengo la convicción moral de que fue ETA".
José Luis Rodríguez Zapatero, presidente del Gobierno
17 de diciembre de 2004 -  Gregorio Peces Barba, padre de la Constitución, es nombrado Alto Comisionado de Apoyo a las las Víctimas del Terrorismo.
Primera página de ABC del 21-10-2011.
9 de marzo de 2005 - Ignacio Cosidó, portavoz de Interior del PP en el Senado, define a Peces Barba como "comisionado para el diálogo y el amparo de los verdugos terroristas". Añade: “El señor Zapatero nombró al señor Peces Barba con la misión no de defender a las víctimas, sino de dividirlas, de silenciarlas y de neutralizarlas". Cosidó ha sido director general de la Policía desde finales de 2011 a 2016.
12 de mayo de 2005 - Mariano Rajoy acusa al presidente del Gobierno en el Debate sobre el estado de la Nación: "Usted traiciona a los muertos y ha revigorizado a una ETA moribunda".
Julio de 2007, décimo aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco - Rajoy: "Algunos seguimos pensando que la libertad y la vida no se negocian y que el Gobierno no puede pactar con una banda terrorista". José María Aznar: "Aquel 'espíritu de Ermua' que llenó de esperanza los corazones de millones de ciudadanos ha sido traicionado. De nuevo, ETA ha visto cómo se abría una vía para escapar a su derrota en virtud de un cálculo oportunista y falso, pero no de un partido que se define a sí mismo como extraconstitucional, sino del propio Gobierno de la Nación".
Entre 2004 y 2011 Rajoy y el Partido Popular convocaron, apoyaron o participaron en 15 manifestaciones contra Rodríguez Zapatero, la mitad de ellas contra la política antiterrorista del Gobierno.
20 de octubre de 2011 - Fin efectivo del terrorismo de ETA. La banda anuncia el "cese definitivo" de su actividad armada.
Mariano Rajoy, presidente del Gobierno
Diciembre de 2015 - En la primera legislatura de Rajoy han salido de la cárcel 268 presos de ETA.
22 de abril de 2017 - Durante su congreso nacional, la organización juvenil del PP Nuevas Generaciones nombra presidente de honor a título póstumo a Miguel Ángel Blanco.
26 de mayo de 2017 - Francisco Javier García Gaztelu, asesino de Miguel Ángel Blanco, exjefe militar de ETA, que acumula penas por más de 450 años de cárcel, abandona la prisión con un permiso de 24 horas para visitar a su padre enfermo.
Primera página de El País del 21-10-2011.
12 de junio de 2017, moción de censura contra Rajoy, que dice en el Congreso: "Cuanto peor, mejor para todos. Y cuanto peor para todos, mejor. Mejor para mí el suyo. Beneficio político".
12 de julio de 2017 - La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, es abucheada por el público asistente al homenaje a Miguel Ángel Blanco que el grupo municipal del PP ha organizado en la plaza de la Villa.
El terrorismo, cualquiera, es pura comunicación, el objetivo último no es exterminar concejales o turistas, sino un medio para extender el miedo a través de los medios de comunicación y, ahora, las redes sociales. Sí es una novedad relativa en España -ya va para tres décadas- la utilización del terrorismo en política interna contra el adversario.
La petición del desarme televisado de ETA, la disolución definitiva de la banda, la petición de perdón y sincero arrepentimiento son intentos de rentabilizar políticamente el terrorismo.
El mayor manoseo político de las víctimas se produce en el momento de menor amenaza terrorista en España en cinco décadas.
Las víctimas no eligieron serlo, respetemos su memoria.

Sugerencias

Manifestación en Madrid en mayo de 2011.

martes, 11 de julio de 2017

Gestoría Izquierda Acomplejada S.L.

Columna de opinión publicada también en Estrella Digital.
El Gobierno Rajoy negocia con Ciudadanos una bajada de impuestos al mismo tiempo que pide un préstamo de 6.000 millones de euros para la paga extra de verano de los jubilados, más otros 3.000 millones que coge del fondo de reserva que se encontró con 66.000 millones y lo ha vaciado. El crédito se abonará en cómodos plazos entre 2018 y 2028.
Bajar impuestos parece ser compatible con la Seguridad Social en quiebra, con el déficit excesivo, con la mitad de los parados sin prestación alguna, con las matrículas universitarias disparadas, con las carencias en sanidad y educación, con la I+D y la cooperación al desarrollo bajo mínimos.
Montoro El Reprobado presumía hace unos días de la bajada electoral del IRPF en 2015, que ha supuesto un descenso de ingresos a los presupuestos públicos de 12.000 millones de euros, cifra que coincide aproximadamente con el agujero anual de la Seguridad Social.
La deuda pública española equivale a todo el movimiento económico del país durante un año. Como suban los tipos de interés, el sistema cruje.
Recordemos aquí que ninguna administración pública ha recuperado aún la recaudación fiscal previa a la crisis; las necesidades se mantienen, cuando no se han incrementado.
Una competente socióloga llamada Belén Barreiro argumenta en libro publicado recientemente que los españoles de todo signo político soportamos mal la desigualdad.
Sin embargo los datos estadísticos no se acaban de ver en la realidad electoral. Asistimos a responsables del PP marchando a la cabeza de la manifestación en defensa de la sanidad, educación y dependencia que recortaron anteayer.
Como la mejora del Estado del bienestar no es lo más creíble de su programa disfrazan los recortes y querencia por la educación y la sanidad privadas con la libertad de elección del alumno y del paciente.
Otras fórmulas ya conocidas son la descalificación personal del adversario político; o la sobreactuación en asuntos de terrorismo y con sus víctimas: ninguna mortal en España desde 2009, hay que ir a Kabul o Londres a buscarlas; en el último lustro han salido de la cárcel en España 268 presos de ETA con una biografía escalofriante, por pura lógica penitenciaria y sin demagogia a la puerta de la prisión o en la madrileña plaza de la República Dominicana.
Entretanto la izquierda donde gobierna se esfuerza en tranquilizar a los que no la han votado informando de su buena gestión, con escasa ideología; mientras que el PP lanza casi exclusivamente mensajes ideológicos.
"España está preparada para ser protagonista", expresión cospedaliana todo ideología, ninguna relación con la realidad contable.
Último vídeo de Marca España, en Twitter: "#España es un país respetado, fiable, moderno, innovador, optimista, apreciado y orgulloso".
Los Gobiernos de izquierda insisten en la reducción del déficit, los ayuntamientos del cambio en lugar de implantar la revolución bolivariana presumen de reducir deuda, "somos buenos gestores" se empeñan en gritar, como si el autor del milagro económico del PP de Aznar no tuviera docena y media de causas judiciales o el actual remara constitucionalmente en contra de la igualdad fiscal de los españoles.
"Un barco parece un objeto cuyo fin es navegar, pero su fin último no es navegar, sino arribar a un puerto", leo en algún sitio.
Bien es cierto que los complejos de la comunicación política de la izquierda se reducirían con 40 millones de euros en Suiza o un millón en una  bolsa de basura en el maletero, pero no es el caso. Queda la tranquilidad de no compartir nunca galería con adversarios políticos.
Varias lecciones ya aprendidas.
El votante no juzga igual al partido gobernante sea de un signo u otro, no castiga igual si la corrupción procede de un entorno PP o PSOE. La rendición y petición de cuentas son distintas.
Si fuera la misma veríamos ya hoy en parques públicos estatuas de José Luis Rodríguez Zapatero y de Alfredo Pérez Rubalcaba, juntos o por separado, a pie o a caballo, por haber acabado con el terrorismo de ETA exactamente el 20 de octubre de 2011, homenajes en bronce como el que tiene en la plaza de Colón de Madrid el almirante Blas de Lezo, con su pata de palo y todo. La suscripción popular de esta estatua instalada hace un par de años habría que confirmarla.
La derecha acabará defendiendo con la fe del converso los avances sociales que torpedea en su aprobación, como ha ocurrido con la descentralización política del país, con la sanidad universal, con el Orgullo Mundial, con una asignatura de educación para la ciudadanía en los institutos que Cifuentes acaba de proponer en Madrid, por supuesto con unas gotas de terrorismo y víctimas.
Las gestorías no cambian la realidad, sino que la gestionan, administran el marco que otro ha escrito en el BOE.
En el mundo animal, muy pocos son capaces de tener conciencia de sí mismos: solo la familia de los simios de la que formamos parte, los elefantes, los delfines y las urracas, y no está claro si todos los ejemplares de esas especies.
Mi perro no hace caso al perro que ve en el espejo del ascensor.
En aquel verano de 2017 las fábricas de banderas y de agravios no descansaban un solo segundo, tres turnos diarios.
"Atención, vehículo detenido en el arcén más adelanteee", me advierte una voz dentro del coche.

Sugerencias


martes, 4 de julio de 2017

Nuevo narrador en jefe

Columna de opinión publicada también en Estrella Digital.
Las guerras se ganan en (el campo de batalla de) la opinión pública, EEUU lo descubrió dramáticamente en Vietnam y hasta nuestros militares lo han estudiado en los documentos estandarizados de la OTAN, donde los norteamericanos dejan escrito lo que creen haber aprendido de los conflictos pasados. Antes del follón indochino la primera frase se cumplió en la guerra de la independencia de Argelia, antes y después en todas las guerras que ha librado Israel y dentro de unas fronteras se puede mencionar hasta Sudáfrica: la fuerza sobre el terreno no garantiza la victoria total, aunque a veces ayude.
Aún falta tiempo para que veamos maniobras de la OTAN con 20.000 periodistas libreta y bolígrafo en mano dando barrigazos por las llanuras de Albacete o con el agua en la barbilla por los lagos letones (como Martin Sheen en Apocalypse Now), pero el camino está trazado, porque si el problema es la comunicación, habrá que invertir en comunicación.
En política el peso de estos asuntos resulta más evidente. En una breve reseña sobre lecturas recomendadas para el verano El País transfería el título de "Narrador en jefe", trasunto del "Comandante en jefe" norteamericano, de Barack Obama al nuevo presidente francés Emmanuel Macron.
En estos tiempos en los que aparecen o se añoran gobiernos fuertes para dirigir soberanías débiles (Martínez-Bascuñán), surgen liderazgos políticos insospechados, y el último ha sido el presidente francés, con un discurso político que suena novedoso, mucho.
Primero lo negativo: Macron era anteayer ministro socialista de Economía de Hollande, ha ganado las presidenciales por incomparecencia de sus rivales, ha ganado las legislativas con un 56% de abstención (más de la mitad del país no le ha apoyado), concede entrevistas amables a una selección de medios y sobre política exterior, pero vetando asuntos internos (qué pensaríamos si lo hiciese el rey Salmán de Arabia Saudí), y el libro citado es la típica pseudo auto-biografía de campaña electoral que acaba de ser publicada en España con prólogo de Albert Ribera (éste dice algo de reformas estructurales, sin concretar mucho, y que el bipartidismo está obsoleto). La marca personal como ideología.
En positivo, Macron ha apostado por Europa en lugar de sumarse al euroescepticismo reinante ("Europa no es un supermercado. Europa es un destino común"); y dice apelar a la inteligencia del ciudadano, no a sus miedos. "El liderazgo no se decreta: se construye convenciendo a otros países y a otros actores, y se comprueba en función de los resultados que se obtienen".
Cuenta en el libro: "Pasé mi infancia entre libros, un poco aislado del mundo (...). Las cosas adquirían consistencia cuando eran descritas, y a veces se volvían más reales que la propia realidad. La corriente secreta, íntima, de la literatura pasaba por encima de las apariencias y daba al mundo toda esa profundidad que en la vida corriente apenas se roza".
Con gran estilo cuanta su vida hasta su candidatura a las presidenciales. Ya ganadas, no ha tenido aún tiempo de pasar de la palabra a los hechos, y tiene el gran reto de estar a la altura de las expectativas.
Nunca despreciar la palabra ni tampoco la imagen, donde triunfan el papa Francisco y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, la escena en redes metiendo en cajas de cartón kilos de arroz y botellas de leche, con la camisa remangada, en acción caritativa en Ramadán, equivale a tres discursos como el de Obama en El Cairo en 2009.
Reconozcamos que alguna imagen vale más que mil palabras, aunque también que alguna palabra vale por mil imágenes.
Las palabras hoy circulan por la instantánea y móvil comunicación digital, que tiene la extraña virtud de atontar y aislar a cualquier usuario excepto a quien lanza la máxima derrotista.
Descubrimos que las cloacas del Estado en sus diferentes niveles territoriales andan también obsesionadas con la comunicación, con medios afines o enemigos (Villarejo-Inda-Ayuso), con diarios zombies y tuiteros púnicos (Ignacio González) para limpiar imágenes y colocarse bien en buscadores. El equivalente a la declaración de la renta de Al Capone hoy sería-será lo invertido por los corruptos en redes.
Y una vez más lo complicado está en alcanzar el equilibrio entre el mensaje y la acción.
Prejuzgamos que la buena comunicación tiene contenido detrás, que la palabra de Macron tendrá hechos que la respalden y que acabará en breve con el estado de excepción en el que vive su país desde hace año y medio, aunque parece que se muestra más partidario de camuflarlo.
La buena comunicación política se agradece, sin olvidar que el mejor mensaje necesita una zanja física a la que asomarse, con obreros sudando, polvo y ruido, si puede ser un botijo, vallas de tubo metálicas amarillas y prejubilados vigilando, que somos todos.

Sugerencias


martes, 27 de junio de 2017

Refugiados al raso legal

Columna de opinión publicada también en Estrella Digital.
Refugiados españoles cruzando la frontera con Francia
en la Guerra Civil (BuzzFedd / Getty Images).
Cuando caen bombas se recomienda buscar refugio subterráneo, para lo que históricamente ha sido muy útil el Metro y sótanos de todo tipo; y entre bombardeos, si tu vida peligra, conviene desplazarse de ubicación.
Se ha celebrado el 20 de junio el Día Mundial del Refugiado, buena idea esto de dedicar una jornada a una causa, con la única pega que se sobrecarga ese día de contenidos, hasta el año siguiente.
Aquí ya fuera de fecha un acercamiento a los refugiados, fenómeno frecuente en la historia de la Humanidad.
Dejo aparte métodos efectistas de llamar la atención porque no está demostrada su utilidad en materia de comunicación (ahogados, moscas y niños desnutridos, el refugiado medio se parece más a nosotros que la imagen tópica del Domund). Los cálculos por minuto o por segundo impresionan pero ni informan ni se retienen.
En cualquier caso, tanto el interés como la memoria son limitados, por lo que propongo una reducción del tema a algunos elementos fundamentales, en algunos casos reducción al absurdo.
Inmigrantes / Desplazados / Refugiados
La inmigración se mueve tradicionalmente por motivos económicos, que la crisis ha rebajado y que la recuperación económica es previsible que reactive.
Otra cosa distinta, aunque aparezca mezclada con mejor o peor voluntad, son los desplazados forzados por cuestiones políticas y conflictos, que solemos denominar refugiados, aunque no lo estén.
ACNUR, agencia de Naciones Unidas, calcula en 65 millones los desplazados en todo el mundo -el doble que en 1997-, la mayor parte internos, dentro de su país (40 millones). Por economía de esfuerzos retengamos los que han cruzado fronteras: 17 millones, a éstos se refiere el resto de la columna, más otros 5,3 millones de refugiados palestinos en países cercanos, pero éste es otro problema enquistado desde hace medio siglo, al menos.
La mitad de los refugiados son menores de edad, es decir, se huye de la violencia para que tus hijos tengan un futuro.
La mitad de los refugiados viven en alojamientos individuales, no en los grandes campos de acogida que tanto atraen a los medios fotográficos, las catástrofes humanitarias son muy fotogénicas.
De dónde vienen y adónde van
Barco con refugiados españoles llegando a Southampton
en la Guerra Civil (BuzzFedd / Getty Images).
La mayor crisis de refugiados por número la provoca Siria, 5,5 millones de nacionales huidos sobre todo a Turquía, Líbano y Jordania.
La cercanía es proporcional al interés. Hay otras grandes crisis de refugiados que nos quedan más lejos.
Afganistán sigue siendo un problema de seguridad y de desplazamiento de nacionales (2,5 millones) sobre todo hacia Pakistán e Irán, lo que demuestra el fracaso de lo que allí se ha intentado desde comienzos de siglo, incluida la operación ISAF de la OTAN en la que España participó con presencia militar y en menor medida civil.
Sudán del Sur es el tercer gran foco de emisión de refugiados (1,4 millones), que se desplazan hacia Uganda y Etiopía.
Por su parte Somalia emite refugiados hacia Kenia, aunque bien es cierto que el problema de la piratería ha desaparecido, a pesar de que continúa una variada presencia militar en las aguas del cuerno de África, con objetivos por tanto diferentes a la suerte de los somalíes y de los piratas.
Conclusión: los países más afectados por la llegada de refugiados son sus vecinos, por lo que conviene que le vaya bien a los estados con los que compartimos frontera (incluida marítima).
España
Nuestro país no tiene tradición de asilo... ni voluntad política, los extranjeros acogidos con bastante éxito en los últimos años han sido inmigrantes económicos.
Resulta que la Unión Europea se comprometió en 2015 a reubicar refugiados y nos tocaron 15.000, de los que apenas ha llegado el 10%.
Según cifras de ACNUR en España hay 12.000 refugiados reconocidos y 20.000 solicitantes de asilo (casos pendientes).
Hay que reconocer su esfuerzo a un par de socios europeos. 181.000 personas llegaron en 2016 a Italia a través del Mediterráneo, mientras que la presión en Grecia ha bajado tras el acuerdo de la UE con Turquía, que retiene a los desplazados en ese país y les impide de hecho solicitar asilo en la UE. Alemania ha recibido sólo en 2016 más de 700.000 solicitudes de asilo, Italia más de 100.000.
Refugiados españoles en Francia (BuzzFedd / Getty Images).
Seguridad
La falta de seguridad en origen es la que provoca el desplazamiento de personas, mientras que en tránsito y destino es un problema principalmente humanitario.
La visión euro-española es la contraria, un problema de seguridad en nuestro suelo y humanitario en origen.
La principal respuesta al asunto es con inadecuados medios militares: la Unión Europea tiene en marcha una operación militar en el Mediterráneo -que España comandará en breve- con grandes buques de guerra que persiguen teóricamente las grandes mafias que se aprovechan del contrabando de personas, sin resultados en este aspecto conocidos, la realidad es que se dedican a rescatar náufragos a la deriva.
Los medios militares son muy caros. En Afganistán la proporción entre gasto en despliegue militar y ayuda civil fue de diez a uno.
En Oriente Próximo y Medio, las intervenciones militares occidentales y orientales, con alguna contribución local, han provocado en los últimos tres lustros la desestabilización de países, la proliferación del terrorismo internacional y las grandes crisis humanitarias que vivimos.
Refugiantes
El refugio es un objetivo que no han encontrado millones de personas desplazadas, por lo que habría que hablar de refugiantes, más que de refugiados. La mayor parte de los desplazados no ha podido siquiera presentar los papeles para solicitar asilo.
Conceder refugio no es un acto de buenismo, es una obligación legal. Queda recogido como derecho humano fundamental en el artículo 14 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y desarrollado en la Convención de Ginebra de 1951 y su Protocolo de Nueva York de 1967. El Estado español lo reconoce en su Constitución y lo regula a través de su Ley de Asilo, y está incluido en la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea de 2007.
Refugiados españoles en Francia
(BuzzFedd / Getty Images).
No todo es negativo: buena parte de los refugiados y desplazados tienden a volver a su casa cuando se tranquiliza (medio millón en 2016); la situación en Colombia, gran escenario de desplazados internos, solo puede ir a mejor con el proceso de paz en marcha; y Europa tendrá que reaccionar con más contundencia ante la presión pública creciente y en línea con el mayor compromiso internacional que pretende y escribe en sus documentos.


Sugerencias


martes, 20 de junio de 2017

¿Norma o excepción?

Columna de opinión publicada también en Estrella Digital.

La normalidad es una cosa muy frágil, en seguida se quiebra, aunque necesitamos cierta sensación de que existe una sucesión natural de acontecimientos que sólo muy de vez en cuando se ve alterada.
El problema está en identificar y cómo reaccionar a la anormalidad.
Con bastante lógica, algún estudio reciente defiende que las dos guerras mundiales y los genocidios nazis forman parte nuclear de nuestra historia, que solemos definir como racional, civilizada y democrática, pero hemos ido apartando como algo extraño a nosotros "la iniciación increíblemente brutal del propio Occidente en la modernidad política y económica", un proceso marcado por la "violencia, desarraigo y destrucción a gran escala". No solo, pero el colonialismo pasado y presente están ahí.
En esta línea de pensamiento Trump no sería una excepción, un extraterrestre multimillonario salido de la teletienda e instalado en la Casa Blanca, sino que representa a una parte no menor del Partido Republicano.
Las crisis financieras, ¿son una excepción al buen funcionamiento de la economía o una parte consustancial?
En poco más de una semana hemos asistido al derrumbe del sexto banco español -mi hija, diez años, me preguntó si el Banco Popular era del Partido Popular, no supe qué decirle, no supe explicar nada coherente que enlazara al Opus, Pau Gasol y Rafael Hernando-, quiebra que se produce tras superar todo tipo de pruebas de resistencia, supervisión pública y auditorías privadas, mientras sus dos últimos y máximos responsables se embolsan unos 30 millones de euros.
El ministro de Economía difunde un mensaje tranquilizador en el sentido de que la quiebra no costará un céntimo público, pero también dijo lo mismo al comienzo de la crisis y la factura pública para salvar la banca se eleva hoy a 48.228 millones de euros. El caso Popular, ¿es norma o excepción de la banca española?
Como en un ejercicio matemático, han salido dos trenes de Madrid y Barcelona en sentido contrario y por la misma vía a toda velocidad, si sabemos que los maquinistas no han movido un dedo por evitarlo y el choque se producirá a finales del verano de 2017, ¿no habrá que pensar que la situación beneficia a las dos partes, que el PP es una fábrica de independentistas que se lo cobra en votos en el resto de España y los independentistas necesitan al PP como el oxígenos para respirar?
Si un partido político tiene imputados a todos los responsables de finanzas que lo han sido en las últimas tres décadas y los procesados militantes y excargos públicos su acumulan por centenares, esto sería ¿norma o excepción?
Se dice que nuestros militares, no se sabe si aprendido en la Academia o cosa genética, encarnan unos principios y valores excelsos y un comportamiento sin tacha, ya los 125.000 en activo ya las quince decenas de miles que han participado desde finales de los 80 en operaciones internacionales por medio mundo (muchos han repetido, no ha salido tanta gente). Sin embargo también conocemos fraudes de los oficiales del Aire cargando al presupuesto público mudanzas inexistentes, irregularidades en la gestión del Hospital Central de la Defensa, en la base aérea de Getafe, en las zonas oscuras de los grandes contratos de armamento, menudeo de hachís entre la tropa. ¿Cuál es la norma?
La normalidad es una ficción que nos permite levantarnos todas las mañanas. Pero para mantenerla es imprescindible revelarse contra lo que llamamos excepción, porque si no los genocidios, las ruinas retribuidas, el descontrol celular, el robo de dinero público, entran dentro de la normalidad e incluso la protagonizan.
Y en este caso cada vez más gente se sumará a las tendencias más peligrosas de la época: odio intenso a supuestos enemigos, intentos de reconstruir una edad de oro perdida -e inventada- y la autoafirmación a través de una violencia cruel y espectacular (esta última frase, desde los dos puntos, tomada de la solapa trasera del libro "La edad de la ira", del analista indio Pankaj Mishra, Barcelona, Galaxia Gutemberg, marzo de 2017 en su edición digital; las comillas del principio proceden también del libro).
Ante una crisis que parece generalizada, lo más sensato parece dejar de hacer lo que hemos comprobado que no funciona. Si todas las intervenciones militares occidentales en Oriente Próximo y Medio han sido en lo que va de siglo un fracaso, quizá no sepamos lo que hay que hacer, pero sí tenemos ejemplos propios a evitar.
"La única solución es dejar de hacer lo que venimos haciendo y dejar de destruir el planeta. Asumamos el pensamiento apocalíptico y démonos cuenta de que lo que estamos haciendo nos conduce inexorablemente al final", dice Mishra.
"Creo que tiene que haber un esfuerzo concertado -añade- no sólo de los pensadores, de los economistas y de los políticos, sino también de la sociedad entera, de las instituciones y de las ONG, para ir más allá de la noción del homo economicus que ha prevalecido durante el último siglo y que nos ha llevado al callejón sin salida donde estamos".
El remedio vendrá no por quienes han demostrado su incompetencia o su competencia extrema en contra del interés general.
La salud de nuestra normalidad depende de cómo se trata lo excepcional. Si no recibe trato de excepción pasa a la norma que queda contaminada de su falta de credibilidad y de expectativas.


Sugerencias